fbpx

 

 

El Cierre de Titularidad consiste, en el cambio de las inscripciones registrales sobre la tradición inmobiliaria de un registro a otro, por modificación de la jurisdicción territorial y en consecuencia, los futuros actos a protocolizar, se deben inscribir ante el nuevo registro competente.

En palabras más sencillas, al transcurrir los años las parroquias han atravesado distintas distribuciones territoriales, por ejemplo, anteriormente El Paraíso pertenecía a la Parroquia La Vega, actualmente fue creada la Parroquia El Paraíso, y esto mismo ocurre con todos los municipios.

Ahora bien, esto trae, como consecuencia, que los Registros Públicos en los que reposaban los libros de registro de un inmueble, ahora no tienen competencia, por lo cual se debe trasladar ese expediente al Registro que ahora le corresponde.

¿Cómo nos enteramos si el inmueble necesita cierre de titularidad?

La única manera de identificar si el expediente de un inmueble debe ser trasladado o no a otro registro, es dirigiéndose personalmente al registro de origen, bien a atención al cliente o al archivo y validar la información.

Entre las tareas de buenas prácticas del Asesor Inmobiliario, está la de validar la documentación que le presenta su cliente en la fase de captación ante el Registro correspondiente, cuya oportunidad servirá para detectar, si es necesario o no llevar a cabo, el Cierre de Titularidad.

¿Pasos para realizar el proceso de cierre de titularidad?

Paso I: Presentar ante el Registro de origen Modelo de Cierre de Titularidad debidamente visado por un Abogado (en el cual se solicita al registrador la emisión de las copias certificadas de todo el expediente, para ser trasladado al otro registro). Esto acompañado de Cédula Catastral vigente del inmueble, Cédula y Rif del/los Propietarios – Según sea el caso, anexar Poderes, Liberación de Hipoteca, Declaración Sucesoral.

Paso II: Una vez transcurrido el lapso aproximado de 10 días hábiles, otorgarán la fecha de firma del Cierre de Titularidad, oportunidad para la cual deberá presentarse personalmente el Propietario del inmueble solicitante.

Paso III: Dicho trámite pasará a archivo, en el cual habrá que completar un formulario interno para solicitar la Certificación de las copias de todo el Expediente.

Paso IV: Transcurridos aproximadamente 15 días hábiles, se le otorgarán las copias certificadas de todo el expediente, firmar la salida del documento y retirar todo el proceso.

Paso V: Dicho expediente completo, conformado por el Cierre de Titularidad debidamente otorgado y las Copias Certificadas del expediente, debe ser trasladado al Registro destino, el cual será en el que a partir de ahora reposará los Asientos Registrales de ese inmueble, una vez le den ingreso, pasa a Revisión Legal, lo cual puede demorar entre 5 a 7 días hábiles.

Paso VI: Una vez supere la Revisión Legal y no habiendo ninguna observación, se le fijará la fecha de firma, que le dará formal entrada al expediente a este nuevo registro.

En líneas generales y dependiendo de los Registros involucrados, esto es un trámite que, por la vía ordinaria, puede demorar aproximadamente 30 días hábiles, es por ello la importancia de detectarlo e iniciarlo a tiempo, ya que cualquier omisión o información inesperada, puede entorpecer alguna negociación que se encuentre en puerta.